#

Entrevista con el periodista Independentista Stéphane Sicard

  • Start: 24/04/2019 08:00
  • End: 17/06/2019 18:00

¿Qué y cuánto cobra el periódico francés «L’Indépendant » por parte del aparato separatista ?

En el marco de sus actividades contra el supremacismo, la asociación suiza “Catalunya Peuple d’Espagne” , inscrita en el Registro de Comercio, continúa sus investigaciones en Occitania, al sur de Francia, a través de su grupo Francia , dirigido, en este caso, por nuestro colaborador voluntario Jean-Philippe . Se trata de la región francesa a la que el aparato separatista catalán, que no solo es de base delictiva sino también supremacista, llama “La Cataluña Norte”. Téngase en cuenta que este mismo aparato que se basa en esa gigantesca organización de sobornos del clan Jordi Pujol y Artur Mas, conocida como “caso del 3%”, por el momento alcanza la suma de más de 600 Millones de euros desviados a cargo del contribuyente, según las últimas fuentes policiales. Tal organización, tiene, además, ambiciones expansionistas que a puntan no sólo al sur de Francia sino también a las Islas Baleares y a la Comunidad Valenciana.

En esta constelación, es notorio que el periódico “L’Indépendant”, de Perpignan, en perjuicio de la misión principal del periodista, tal como la describe la Carta Deontológica de Munich, que no es otra cosa que la búsqueda de la verdad, se convierte en un comunicador en favor del campo separatista, cuando de la autonomía catalana se trata. Juega un papel importante en la manipulación masiva deseada por el aparato separatista catalán. Tal vez, sin su conocimiento …

¿Cuáles son los vínculos entre el periódico y el aparato separatista que incluye, entre otros, Diplocat, Ómnium Cultural, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y la Generalidad?
¿Qué puede explicar un ángulo tan partidista de las noticias catalanas y españolas?
Sabemos que en otros lugares los periodistas están bajo la influencia del aparato separatista. Tal como explica la periodista Sandrine Morel, en su libro, las páginas de publicidad fueron compradas, a izquierda y a derecha. ¿Ha sabido el “Independiente” mantenerse verdaderamente independiente? Ya se verá.

Los extractos de las comunicaciones que nuestro colaborador Jean-Philippe de Catalunya, Peuple de España, grupo “Francia” ha mantenido a través de nuestro mensajería con el periodista Stéphane Sicard, revelan la superchería de la que son responsables algunos actores del llamado “cuarto poder”.

Un poder que, sin embargo, resulta extremadamente útil para el buen funcionamiento de la democracia y de la convivencia. Ante todo cabe señalar que creemos en la buena fe del periodista Sicard. Consideramos, más bien, que su redacción está orientada e incluso manipulada.

Carta enviada a Stephane Sicard el 24 de abril de 2018

Buenas tardes señor,

Gracias por su rápida respuesta.

Le confirmo todo el interés por la lectura de su periódico, más allá del tema de Cataluña, por supuesto.

Mi análisis no es absolutamente parcial sino más bien imparcial. Como no tengo origen español, ni cerca ni lejos, siempre me han encantado España y Cataluña, mi club de fútbol favorito es y seguirá siendo el Barça, me encanta la gastronomía y la cultura catalana … Soy del este de Francia. Y me sorprende lo que puedo ver, leer y escuchar en su departamento. Y estoy lejos de ser el único en Francia, sin ningún condicionamiento previo a favor de los catalanes, a pesar de lo que se dice en los departamentos vecinos …

En mi opinión, los hechos que relata también son muy graves, especialmente porque habrían sido autorizados por el alcalde del municipio en cuestión, según su artículo. Esto no resulta aceptable y es de esperar que se trate de un acto aislado.

Sin embargo, el problema se plantea, y de ahí nuestro desacuerdo, en que eventos como estos han estado ocurriendo durante años en Cataluña, en número mucho mayor y de una naturaleza igualmente grave. Y, sin embargo, esto se ha cubierto de silencio y el resto, no aparece en la portada de su periódico y tampoco se les da una sola palabra a las víctimas.
Recientemente, se instaló una caseta en Vic, en medio de la calle, para permitir que los participantes arrojaran dardos a una foto del Rey de España.
Del mismo modo, en algunas ciudades, después del paso de Inés Arrimadas, casi siempre se tira lejía al suelo. Se colgaron de algunos puentes en Barcelona y en otros lugares, también en las universidades unos muñecos representando a España
Se quemaron banderas de España en lugares públicos por personas encapuchadas en tarimas públicas revestidas de banderas estrelladas.
Y la lista es larga … Sería justo hablar de eso también … Entienda que se pueda sentir una desigualdad en el trato.

En cuanto a la expresión “presos políticos”, por lo que he podido leer en el Express, por ejemplo, el término aparece siempre entrecomillado. Lo mismo en el caso de “Le Monde”. Al margen de los medios de comunicación en su departamento, nunca he visto a un periodista que merezca tal nombre usar ese término. Solo lo hacen los independentistas o los separatistas. Aún más, alguno de sus colegas hablan exclusivamente de “líderes independentistas”
Permítame que le diga que no les corresponde a ustedes, los periodistas, calificar como político o no este proceso cuya instigación se produce, al igual que sucede en Francia, sobre la base de los componentes que son la existencia de un texto, de una infracción y de la comisión (o tentativa) de la infracción. Pero eso es de exclusiva competencia de un tribunal y nadie conoce el resultado de ese proceso. En cualquier caso, hay que desear que sea así.

Creo sinceramente, y me atrevo a esperarlo, que el contexto local, los vínculos que les unen con la Cataluña española, la influencia insidiosa y permanente de la Generalidad y los representantes electos del departamento, catalanes o no, se han transformado en mensajes subliminales y también en el inconsciente de muchos habitantes del departamento.
Ni siquiera mencionaré el papel de las imágenes del 1-0 que se emitieron, me refiero a las de fechas anteriores, y que ham quedado en el espíritu de los catalanes como algo verídico. Ello incluyendo sobre todo en el espíritu de los catalanes franceses no favorables a la independencia.
Por otro lado, Le Monde, al día siguiente ya corrigió palabras. Los separatistas mismos me dicen que manipulan. También se podrían mencionar los presupuestos de Diplocat destinados a diversos países …

Según las noticias de reciente actualidad, ¿acaso no podría decirse también que los problemas legales de François Fillon antes de las elecciones presidenciales son una maniobra política destinada a aniquilar sus posibilidades y las de su partido político? Sin embargo, ¿quién se lamenta de ello? Será juzgado por unos actos cometidos que parecen ser condenables.

Me imagino que usted debe saber lo que realmente está sucediendo en Cataluña cuando se es andaluz y no independentista. Volví allí de nuevo este fin de semana, como hago muy a menudo; y puedo testificar que la democracia entendida a la manera independentista es particularmente preocupante; los ayuntamientos no siempre respetan la ley electoral y se arrancan los carteles de los partidos no independentistas.

Le agradezco su atención y de todas formas le seguiré leyendo.

Muy cordialmente

Jean-Philippe

Respuesta de Stephane Sicard

El miércoles 24 de abril de 2019 a las 18:53, Stéphane SICARD, escribió:

Buenos días señor,

Gracias por su interés en nuestros escritos.
Sin embargo, debe saber que nadie me ha sostenido la “pluma” para decirme qué escribir y cómo escribirlo. Sé perfectamente que el tema España-Cataluña se libera de este tipo de barreras, pero al igual que en todos los demás temas, continuaré informando de hechos y nada más que de hechos.
En su análisis muy sesgado de las cosas, parece que usted oculta una gran parte de esos hechos. Solo mencionaré uno: la expresión “presos políticos”.
Usted ha comprendido perfectamente que detrás de la utilización de este término hay inevitablemente una parte de subjetividad. Es un hecho. Pero sepa que leí las 137 páginas del escrito de acusación a los líderes independentistas, actualmente en juicio. Tras la lectura de este documento, el análisis de muchos periodistas es claro: estamos ante un juicio político. No solo es el independiente quien lo dice, sino que también Le Monde, Le Point y muchos otros por solo mencionar la prensa francesa. Estamos lejos de una militancia local de la que usted parece acusarnos.

Una vez más, gracias por su interés.

Atentamente

Stéphane Sicard

Sharing: